Croquetas al horno de arroz y queso

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro sitio web muestra anuncios en línea a nuestros visitantes. Considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Croquetas al horno de arroz y queso, una guarnición perfecta ideal si hay que utilizar el arroz blanco que nos quedó de una comida anterior, les encantaran.
Tradicionalmente, las croquetas se fríen, pero éstas se hornean para obtener una versión mucho más sana.

Croquetas al horno de arroz y queso al horno - Recetas de arroz

Ingredientes :

  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cebolla pequeña, picada finamente
  • 200 g de arroz para risotto
  • 3 cucharadas de vermut seco
  • 600 ml de caldo caliente de verduras, reducido en sodio, o preparado sin sal
  • pimienta a gusto
  • 1 huevo batido
  • 30 g de queso parmesano, bien rallado
  • 55 g de pan blanco molido, hecho con pan de 1 o 2 días
  • 55 g de queso mozzarella, cortado en 8 cubos

Preparación de Croquetas al horno de arroz y queso

  • Calentar el aceite de oliva en una sartén, agregar la cebolla y cocinar 5 minutos o hasta que esté blanda.
  • Agregar el arroz y revolver.
  • Incorporar el vermut y hervir hasta que se haya evaporado casi por completo.
  • Con un cucharón, agregar el caldo poco a poco, para permitir que el líquido anterior se haya absorbido casi totalmente antes de agregar el siguiente.
  • El risotto está listo cuando el arroz está tierno, pero todavía firme, y la textura general es cremosa.
  • Retirar del fuego y condimentar con pimienta.
  • Incorporar el huevo y el queso parmesano; dejar enfriar.
  • Precalentar el horno a 200 °C.
  • Calentar una bandeja para hornear ligeramente aceitada.
  • Mezclar el pan rallado con pimienta en un platón grande.
  • Armar ocho montones con el risotto en una tabla.
  • Colocar un cubo de mozzarella en el centro de cada montón y presionar; acomodar el risotto alrededor del queso y hacer una croqueta de forma ovalada.
  • Pasar las croquetas por el pan condimentado hasta que se cubran por completo.
  • Poner en la bandeja para hornear caliente y hornear de 30 a 40 minutos, dando vuelta en mitad de la cocción, hasta que estén doradas y crujientes.
    Poner una cama de hojas de espinaca en cuatro platos y colocar encima dos croquetas en cada plato.
  • Servir de inmediato, con rodajas de limón.
  • La espinaca cruda es una buena fuente de betacaroteno y aporta vitaminas C y E, buenos antioxidantes que ayudan a proteger contra enfermedades cardíacas y cáncer.

 Recetas de fáciles más populares

Recuerda que también puedes seguirnos en TWITTERFACEBOOKYOUTUBE

Facebook Comments
5/5 (1 Review)